Encontrar un equilibrio entre la responsabilidad social corporativa y la competitividad en las empresas es un gran reto. El marketing social corporativo puede ser la solución que buscas. En este artículo te contamos en qué consiste, qué características tiene y te damos ejemplos de casos de éxito.

¿Qué es el marketing social corporativo?

El marketing social corporativo es un tipo de marketing desarrollado por las empresas en el que se realizan una serie de acciones o actividades para conseguir el compromiso de los consumidores con un determinado interés social, de manera que se favorece tanto a la sociedad como a la empresa.

La idea es que se asocie una marca a una determinada causa solidaria, que puede estar relacionada con personas, animales, cultura o con el medioambiente en general, entre otros temas.

¿Qué características tiene el marketing social corporativo?

La gran mayoría de las empresas trabajan en mercados muy competitivos en los que es complicado diferenciarse. En este contexto el marketing social corporativo puede ser la clave para ser diferente porque tiene las siguientes características:

  • Mejora la imagen de marca. La empresa será vista, sobre todo por los consumidores y por el personal de la empresa, como una compañía que no solo se preocupa por vender, sino también por cuidar su entorno.
  • Impulsa mejoras en la sociedad. El marketing social siempre se asocia con una causa solidaria que quiere mejorar algún aspecto de la sociedad o del entorno que nos rodea.
  • Genera confianza. Una empresa que se preocupa por su entorno es una empresa que genera confianza en los consumidores.
  • Marca la diferencia. Si una persona tiene que elegir una empresa u otra en iguales condiciones de precios y servicios, si una de ellas aporta, además, el valor de apoyar una causa solidaria, probablemente será la elegida.

¿Cómo elaborar una buena estrategia de marketing social corporativo?

Ya conoces los beneficios del marketing social corporativo, pero te preguntarás ¿qué pasos sigo para crear una estrategia?, ¿qué debo tener en cuenta? Esta son las claves que puedes seguir:

  • Analiza el entorno y la empresa. Antes de empezar vas a tener que hacer un análisis del entorno que te rodea para ver qué necesidades sociales existen y cómo cubrirlas. También tendrás que analizar tu empresa para ver con qué recursos cuentas y qué intereses tienen tus empleados.
  • Planifica. A continuación, se debe definir a quién van a ir dirigidas las acciones de marketing social, qué causa vas a apoyar y las acciones concretas que vas a realizar.
  • Busca socios estratégicos. El socio estratégico puede ser una ONG, una entidad sin ánimo de lucro, una fundación, un cliente, un grupo de trabajadores o un proveedor, por ejemplo.
  • Ejecuta el plan. Para ejecutar el plan vas a tener que contar con la ayuda de profesionales expertos que aporten sus conocimientos en este tipo de acciones.

Como decíamos al inicio, vamos a dar algunos ejemplos de marketing social para que conozcas algunos proyectos. La marca Fontvella lanzó la campaña Eres impulso para apoyar a las mujeres emprendedoras y acabar con los estereotipos de género. Otro ejemplo, es el de Ikea que colaboró con Cruz Roja para recrear una casa de Siria y concienciar sobre los horrores de la guerra en ese país.

Como ves, son acciones de marketing que van más allá y que permiten ayudar a personas que lo necesitan.

¡Hola! Cada semana enviamos un email con los últimos artículos y guías sobre captación de fondos. ¿Te apuntas?Suscríbete al blog aquí:

Hablemos sobre cómo podemos ayudarte a alcanzar tus objetivos de captación de fondos.