Cuando hablamos de conseguir fondos para proyectos solidarios utilizamos varios términos que pueden parecer iguales, pero que son diferentes. En este post queremos que descubras la diferencia entre fundraising y crowdfunding y qué métodos utilizan cada uno para captar colaboraciones.

Desde hace tiempo las ONG buscan formas alternativas de encontrar financiación para sus proyectos y, de esa manera, además, llegar a perfiles más jóvenes que siguen nuevas tendencias.

¿Qué es el crowdfunding?

El crowdfunding o micromecenazgo, en castellano, supone la financiación colectiva de un determinado proyecto.

Se trata de un término que se suele utilizar en relación a proyectos empresariales y es una forma alternativa a la financiación bancaria. El crowdfunding se puede utilizar para financiar proyectos artísticos, lanzamiento de nuevos productos, campañas políticas, creación de escuelas, etc.

¿Qué es el fundraising?

El fundraising es la captación de fondos con un fin benéfico para organizaciones sin ánimo de lucro.

El fundraising se puede calificar en base a diversos criterios, entre el que podemos destacar los métodos que se utilizan para lograr fondos. En este sentido se puede hablar de:

  • Fundraising tradicional, que recauda fondos mediante voluntarios, por correo, en mesas por la calle, llamadas telefónicas, mediante loterías o rifas.
  • Fundraising moderno, que recauda fondos mediante plataformas colaborativas, SMS, tarjetas de crédito o campañas en redes sociales.  

La diferencia entre fundraising y crowdfunding

La principal diferencia entre fundraising y crowdfunding, por lo tanto, consiste en que en el crowdfunding el objetivo al que se destinan los recursos es un proyecto, mientras que en el fundraising, los fondos se utilizan para una causa solidaria.

Además de esa diferencia entre fundraising y crowdfunding, podemos destacar las siguientes:

  • El captador de fondos en el fundraising es una ONG, una fundación o una entidad sin ánimo de lucro, sin embargo en el crowdfunding pueden ser personas, entidades públicas o privadas o empresas con ánimo de lucro.
  • En el crowdfunding los inversores puede que soliciten acciones en la empresa a cambio de sus fondos, en el caso del fundraising las donaciones se hacen a fondo perdido.

La principal ventaja del crowdfunding y del fundraising es que permiten alcanzar a sectores de la población que pueden ser, inicialmente, reacios a colaborar con ONG, como los jóvenes o los millennials. De esta forma se amplía el círculo de colaboradores y se aumentan las ayudas.

¿Cuáles son las fases de una estrategia de fundraising?

Cada campaña de fundraising es diferente, pero se pueden establecer una serie de pasos comunes que son los siguientes:

  • Establecimientos de objetivos de la campaña y del público al que se dirige.
  • Elección de las acciones a realizar para alcanzar los objetivos, y de los canales a utilizar.
  • Calendario de acciones con plazo para cada una.
  • Gestión de donantes (captación, fidelización, comunicación).
  • Análisis del retorno de la inversión.

Fases de una campaña de crowdfunding

En el caso del crowdfunding las fases son diferentes y, en general, pueden ser las siguientes:

  • Preparación del proyecto de forma que sea atractivo para los inversores.
  • Elaboración de la campaña y elección del tipo de campaña.
  • Planificación de la estrategia de marketing.
  • Lanzamiento de la campaña.
  • Análisis de los resultados de la campaña

 

Tal y como has visto se trata de dos formas diferentes de obtener fondos con objetivos distintos. ¿Tienes dudas sobre cómo organizar una campaña de fundraising o de crowdfunding? Pregunta y te ayudamos.

guia sobre google ad grants

¡Hola! Cada semana enviamos un email con los últimos artículos y guías sobre captación de fondos. ¿Te apuntas?Suscríbete al blog aquí:

Artículos relacionados

demo stockcrowd

Hablemos sobre cómo podemos ayudarte a alcanzar tus objetivos de captación de fondos.