Cómo aprovechar el poder de los emails en tu organización

Las newsletters (o boletines informativos, en español) se han convertido de manera urgente en la columna vertebral de la mayoría de los sistemas de comunicación para donantes tanto de organizaciones sin ánimo de lucro como fundaciones, etc.  Esto pasa por una buena razón: los boletines informativos enviados por correo electrónico son gratuitos y fáciles de gestionar. A la mayoría de los donantes les gusta recibir noticias de qué está ocurriendo y las actualizaciones de las campañas en las que han donado.

Tu newsletter es una parte integral tanto de tus estrategias de marketing como de administración, lo que significa que las puedes utilizar para comunicarte tanto con los donantes en perspectiva como con los actuales donantes. Como organización, sin importar tu tamaño, deberías utilizar newsletters periódicas para reforzar las relaciones con tus donantes.

Te proponemos 7 consejos para aprovechar el poder de los emails en tu organización:

1. Sé constante en un horario

Muchas organizaciones cometen el error de enviar newsletters solo cuando tienen tiempo para hacerlo. Los donantes pueden terminar recibiendo dos boletines en mayo, ninguno en junio o julio, uno en agosto y otro en septiembre. Esto es un error. Hay que mantener una regularidad en los envíos, ya que parte de su éxito se basa en esto.

- Deberás de definir si envías una vez al mes, dos veces al mes o una vez por semana.

- Tus envíos deben formar parte del calendario general de comunicación con los donantes de tu organización.

Los donantes ya esperan recibir sus emails de manera regular y con conocimiento de causa. Si por el contrario, envías las newsletters con muy poca frecuencia o de manera alterna, corres el riesgo de que los futuros donantes olviden que se han suscrito a tu boletín o hasta pueden llegar a pensar que tu organización está desorganizada. También puede ocurrir que si los envías con demasiada frecuencia, los donantes puedan cansarse y cancelar la suscripción. Para la mayoría de las organizaciones la frecuencia estándar suele ser una o dos veces al mes, aunque muchas organizaciones envían sus emails informativos entre 2 y 4 veces al mes con un gran éxito. Todo depende del contenido que se envíe.

2. No hagas los emails demasiado largos

Cuando hablamos de emails, los períodos de atención de los lectores son cortos. Por lo que otro consejo es que no hagas tus newsletters demasiado largas. Según informes de nuestras propias newsletters, la mejor estrategia es incluir de 2 a 3 extractos de artículos, con enlaces de "quiero saber más", "leer más", "más información" que llevan a la gente directamente a tu página web para leer el artículo completo, creando tráfico a tu web. De esta manera, la gente puede elegir lo que quiere leer sin tener que incluir el contenido completo de cada artículo.

3. Reduce en fundraising en tus envíos

Nuestra recomendación es que no abuses de pedir fondos en tus newsletters informativas. Si lo haces, que sea con un botón,  por ejemplo: “Más información para donar" cuando expliques particularidades de una campaña o proyecto muy potente. Lo mejor es que no incluyas preguntas, ni incites directamente a que donen. Puede parecer abusivo.

Esto es importante si la finalidad de la newsletters es que tus donantes vean el email como algo informativo y no comercial. Trata de no mezclar mensajes ni conceptos en tus distintas comunicaciones. Gestiona un email informativo, y a la par, otro independiente para recaudar fondos.

4. Utiliza mensajes de asunto persuasivos

Una manera fácil de asegurarte que las personas abran tu email es crear mensajes convincentes en el asunto del correo. Piensa en mensajes directos que inciten a hacer clic y leer el contenido. Potentes y que creen curiosidad.

5. Incluye imágenes

Una buena manera de crear un email visualmente atractivo e incitar a leer, es incorporar alguna imagen. Puedes añadir perfectamente 1 o 2 imágenes para conseguir que la gente se interese y hagan clic para leer el resto del artículo.

6. Usa un tamaño de fuente suficientemente grande

La mejor recomendación es no utilizar una fuente demasiado pequeña en tu correo. Ya que muchas personas leen el contenido en sus dispositivos móviles. Una idea es usar un tipo de letra estándar de 16 puntos para asegurarte de que sea claro y fácil de leer para todos tus actuales y potenciales donantes.

 

OSXKWY0

 

7. Varía el contenido

 Si envías el mismo tipo de contenido en cada emailing, tus lectores pronto se aburrirán.  

La mejor manera para animar a tus donantes a seguir abriendo los emails es variar el contenido. Incluye por ejemplo: actualizaciones de distintos proyectos, perfiles de tu personal, casos de éxito de fundraising, perfiles de donantes, historias de tus clientes, encuestas, sondeos, información sobre tus próximos eventos, etc. Sobre todo, mantén tu contenido interesante, informativo y entretenido.

¡Ánimo y a por ello!

Nuevo llamado a la acción