Tres instituciones con objetivos y actividades tan diversas explican cómo tener éxito con el Fundraising Digital utilizando plataformas como StockCrowd y basándose en el potencial de su entorno fidelizado. Te contamos lo más destacado del desayuno organizado por la Agencia para la competitividad de la empresa (Acció), con Sergi Pallarès (CEO de StockCrowd), Itziar Bravo (responsable de campañas y de sensibilización en Càritas Barcelona), Amaia Elizalde (Responsable del área de Fundraising de EADA) y Glòria Garcia (Responsable del área de la Obra Social del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona).

El micromecenazgo es una de las fuentes de financiación alternativa que se han hecho más populares durante la última década. Una buena parte de este hecho es que tres instituciones tan diferentes como Càritas Barcelona, la Escuela de negocios EADA y el Hospital San Juan de Dios de Barcelona, han sabido aprovechar las ventajas del Fundraising Digital con la finalidad de financiar alguno de sus proyectos.

>> ¿Quieres más recursos? Visita nuestro artículo "10 recursos gratuitos para  impulsar tu recaudación de fondos" <<

A pesar de la diferencia en los tres casos, sí que tienen una cosa en común: lo han hecho todas a través de StockCrowd y basando buena parte del éxito en el impulso de una comunidad fidelizada. Precisamente, la voluntad de establecer un mayor vínculo entre los donantes y receptores, de generar y fortalecer una comunidad, es uno de los puntos fuertes que ofrece StockCrowd entre las múltiples opciones existentes a día de hoy por el micromecenazgo o crowdfunding. “La grandeza de este tipo de financiación es la comunidad”, asegura Sergi Pallarès, cofundador y CEO de StockCrowd. Con esta premisa clara, la plataforma de StockCrowd se estructura realmente como una “compañía de Software as a Service (SaaS) donde se reúnen todas las herramientas en la nube para que cada organización coja lo que necesite y ejecute la campaña de micromecenazgo en su propia página web”, añade.

De esta manera, comenta Sergi Pallarès, se facilita una mayor y más personalizada interacción con la comunidad de donantes, facilitando su fidelidad, pero también “se cuida la marca porque todo pasa por su entorno corporativo y se aprovecha todo el tráfico online hacia tu página”.

Para Sergi Pallarès, de la misma manera que las webs nacieron para ayudar a explicar qué hacían las empresas y han evolucionado hacia nuevos canales de venta, “el siguiente paso es que también sirvan para captar financiación para nuevos proyectos”.

CASO Càritas, las campañas cuando se necesitan

Itziar Bravo, responsable de campañas y de sensibilización en Càritas, explica que los efectos de la pandemia de la Covid19 han multiplicado la demanda de atención que recibe la entidad. “Mucha más gente se ha visto abocada a pedirnos ayuda y esto nos ha obligado a diseñar e implementar rápidamente nuevas campañas de captación de fondos para poder dar respuesta a las necesidades planteadas”.

En este sentido, la comunidad de casi 8.000 socios y donantes han resultado clave para llevarlo a cabo. “Sin todos ellos nuestra acción no se puede llevar a cabo” reconoce Bravo, que relata cómo en pocas semanas Càritas se encontró con 2.000 llamadas semanales pidiendo ayuda para cuestiones tan básicas como la alimentación.

Primero creamos un boletín para conocer el estado de nuestra comunidad”, recuerda Bravo. Un primer paso antes de lanzar la primera campaña de captación utilizando las herramientas de StockCrowd. En unos 15 días conseguimos reunir los 70.000€ de los cuales optábamos.

La campaña tenía su propio boletín: Càritas no para. Después nos unimos todos los Càritas de Catalunya con la campaña Caritas X3 porque las necesidades se habían triplicado”, relata Itziar Bravo. En pleno periodo de pandemia y confinamiento, han habido diversas las iniciativas que han arrancado de forma complementaria, como por ejemplo, para cubrir un fondo de emergencia de 300.000€. “La ciudadanía se volcó, pero la captación necesita fidelización. Hemos de cuidar las personas de la comunidad”, resalta la responsable de campañas de Càritas. En este sentido, recomiendo “saber diferenciar cual es el mejor momento para cada campaña y dotarla de un concepto creativo, sencillo, corto y que refleje la urgencia y el vínculo con lo que está pasando”.

CASO EADA y el vínculo con los Alumni

Para la escuela de negocios Eada, el reto era “acercanos a nuestra comunidad generando una vía de financiación alternativa”, tal y como explica Amaia Elizalde, directora de relaciones institucionales y fundraising. 

Para conseguirlo, han explotado el vínculo entre el micromecenazgo y la comunidad de antiguos alumnos. “Creamos unas nuevas becas para promover el talento de personas que sin esta ayuda no lo podrían desarrollar” explica Elizalde. De esta manera se han ido creando diferentes proyectos para dar oportunidades a personas de entornos poco favorecedores o para impulsar un talento femenino en el ecosistema empresarial. “Hemos creado una nueva causa, motivadora, en línea con nuestros valores y que ha conseguido involucrar a profesores y alumnos”, destaca la responsable de EADA. En este sentido, añade, “es necesario reflejar que es un esfuerzo compartido entre donantes y organización (por cada euro conseguido, la escuela ponía dos)”.

De esta manera, estos proyectos de micromecenazgo permiten hacer más estrecho el vínculo con la comunidad de exalumnos, de la cual la captación se beneficia con campañas Peer-to-Peer. Es decir, cada miembro implicado de la comunidad multiplica el alcance de la campaña haciéndola extensiva entre su propia comunidad. 

CASO Hospital Sant Joan de Déu, notoriedad versus conversión

Para el Hospital Sant Joan de Déu Barcelona, una referencia en tratamiento pediátrico desde hace 10 años, las donaciones privadas se han convertido en “una fuente de financiación estratégica para la institución”. Así lo reconoce Glòria García, responsable de captación de fondos de la Obra Social. “Este dinero no va destinado a los tratamientos, si no a pediatrizar el hospital y hacer la experiencia lo menos traumática posible para los niños”.

El entorno y las actividades en Sant Juan de Dios son muy diferentes a las de cualquier hospital tradicional, con multitud de iniciativas innovadoras que hacen lo más agradable para la estancia de los niños en sus instalaciones.

Un tipo de proyecto que en 2017 tuvo la oportunidad de desarrollarse como nunca antes, fue gracias al interés por colaborar del futbolista Leo Messi. “Con su impulso nos atrevimos a tirar adelante un sueño que hacía mucho tiempo teníamos, por ser una inversión de 30 millones de euros”, recuerda Garcia. “Queríamos ir a tres tipos de donantes: micro, empresas y donantes fundadores. Teníamos muy claro que microdonativo era la clave, y es lo que ha hecho que tengamos la masa social que nos acompaña desde hace décadas”, añade.

Con Leo Messi al lado, el impacto mediático estaba asegurado, pero el primer día de campaña solo conseguimos 25.000€. “Con ello aprendimos que los likes no son euros”. Por eso fue necesario repensar la campaña y una vez obtenida la notoriedad que ofrece el mejor futbolista del mundo, mover el foco de Messi hacia las historias propias del hospital. Aquí las campañas Peer-to-Peer también han resultado clave.

>> ¿Quieres saber más del peer-to-peer? Descárgate nuestra guía en PDF <<

De la misma manera, se reforzó la campaña hacia los grandes donantes y en 18 meses se pudieron conseguir los 30 millones de euros. Curiosamente, “el día que lo anunciamos es cuando se recibieron más donaciones”, apunta García, que señala que aunque las microdonaciones acabaron aportando el 6% del total, sigue siendo “muchísima gente y tiene un grandísimo impacto de consolidación de la comunidad”.

New call-to-action

¡Hola! Cada semana enviamos un email con los últimos artículos y guías sobre captación de fondos. ¿Te apuntas?Suscríbete al blog aquí:

Artículos relacionados

Nuevo llamado a la acción

Hablemos sobre cómo podemos ayudarte a alcanzar tus objetivos de captación de fondos.