Estamos viviendo un momento de incertidumbre de cara al futuro debido al coronavirus. Parece que ha llegado la hora de cambiar, de apostar por la solidaridad y de ver la realidad en la que vivimos con mayor perspectiva. Las empresas tienen un papel fundamental en esta situación y pueden contribuir a través del impulso de su RSC. 

Las organizaciones, a lo largo del tiempo, han desarrollado un plan estratégico de RSC generalmente enfocado en los clientes externos, olvidándose de otros agentes tan importantes como los clientes internos, los colectivos desfavorecidos o el medioambiente, entre otros. 

En este artículo queremos darte las claves para que diseñes un plan estratégico de RSC que tenga una visión de 360 grados.

Pasos para hacer un plan estratégico de RSC

Las empresas ya no piensan solo en su propio beneficio económico, sino que se centran en ser también socialmente responsables. El plan estratégico de RSC debe establecer un conjunto de directrices de gestión que garanticen el respeto de principios éticos y del respeto a las personas, a la sociedad y al medioambiente. 

La elaboración de un plan estratégico de RSC puede seguir los siguientes pasos:

1. Analiza la situación de la empresa. Es importante que sepas de qué situación partes para definir a dónde quieres llegar. Para hacerlo correctamente, tendrás que analizar:

  • El impacto de la empresa en el medioambiente y en la sociedad.
  • Qué acciones de RSC se han realizado hasta ese momento y qué resultado han obtenido.
  • Lo que están haciendo tus competidores.

2. Definición de objetivos. Se trata de fijar los objetivos de la RSC a corto, medio y largo plazo respecto a cada una de las partes interesadas que se relacionan con la organización: empleados, proveedores, clientes, entorno social y gobierno.

3. Establecimiento de las acciones a realizar. El siguiente paso consiste en fijar las acciones que sean necesarias para alcanzar los objetivos. Algunos ejemplos de acciones pueden ser los siguientes: 

  • Apoyo a la participación de los empleados en causas sociales.
  • Realización de donaciones para contribuir a la sostenibilidad. 
  • Promover el uso de energías renovables. 
  • Recaudar fondos para causas solidarias de ONG. 
  • Impulsar el reciclaje. 
  • Controlar el consumo de energía. 
  • Organizar carreras solidarias para recaudar fondos. 
  • Reducir la producción de residuos. 
  • Garantizar la igualdad de oportunidades en la empresa. 
  • Implantar medidas de conciliación de vida profesional y familiar. 
  • Profundizar el conocimiento del cliente. 
  • Evaluar de forma periódica el grado de satisfacción de los clientes. 

3. Elaboración de un plan de acción. Cada acción debe integrarse en el plan, definiendo en qué plazo se va a realizar, de qué forma y por quién.

4. Elección de las métricas adecuadas. No sirve de mucho hacer todo el trabajo anterior, si no se mide el resultado de las acciones. Para ello se tendrán que elegir los KPIs adecuados.

5. Impulso de la comunicación interna y externa. La comunicación interna facilitará que nuestros empleados se involucren en el plan estratégico de RSC y la externa que los clientes, proveedores y sociedad en general, conozcan lo que estamos haciendo. En este sentido, es fundamental la elaboración de una Memoria de RSC que de a conocer las acciones que se han realizado. 

Podemos poner el siguiente ejemplo sencillo de todo lo anterior: una empresa quiere solucionar las quejas de sus clientes de forma satisfactoria y reducirlas, para ello implanta una serie de medios que pueden utilizar los clientes (teléfono, correo electrónico, chat etc.). A continuación, elige los KPIs adecuados: número de quejas recibidas/resueltas, tiempo para la resolución de cada queja, número de llamadas emitidas etc. Finalmente, analiza los resultados y toma decisiones para mejorar o seguir con el mismo sistema. 

Casos de éxito de impulso de la RSC de las empresas 

A continuación, te exponemos algunos casos de campañas realizadas por las empresas para impulsar su RSC: 

  • Eurofirms. La campaña denominada #comparteNavidad, tuvo como meta implicar a trabajadores y clientes en tres proyectos solidarios durante la Navidad. Se creó una campaña para cada uno de los tres proyectos y con el software de StockCrowd se centralizaron las tres campañas en una sola página. En solo 73 días se recaudaron 36.390 euros para las tres causas. 
  • Mercadona. La cadena de supermercados de Mercado a es conocida por sus políticas de RSC enfocadas en las personas y en el medioambiente. Algunas de las acciones que realizan son donaciones periódicas a bancos de alimentos y ONG. 
  • Inditex. Colabora de forma habitual con Cáritas o Médicos sin Fronteras, y ha hecho donaciones a la sanidad pública española para modernizar equipos oncológicos. 
  • Acción contra el hambre y challenge interempresas. Se trata de una carrera solidaria organizada por la ONG Acción contra el Hambre en la que los trabajadores corren o caminan para luchar contra la desnutrición infantil. Por cada kilómetro recorrido, la empresa dona 10 euros 

En definitiva, un plan estratégico de RSC correctamente diseñado, contribuye a que tu empresa mantenga una buena reputación, retenga y atraiga talento y sea competitiva.

¡Hola! Cada semana enviamos un email con los últimos artículos y guías sobre captación de fondos. ¿Te apuntas? Suscríbete al blog aquí:

Artículos relacionados

New call-to-action

Hablemos sobre cómo podemos ayudarte a alcanzar tus objetivos de captación de fondos.